FREEZEN

La palabra “Bon-sai” es un término japonés que, traducido literalmente, significa “plantado en una maceta”. Esta disciplina artística deriva de una muy antigua práctica horticultural china, parte de la cual fue posteriormente desarrollada bajo la influencia del budismo Zen japonés durante varios cientos de años.

El objetivo final del Bonsái es crear una representación miniaturizada pero realista de una parte de la naturaleza, concretamente un árbol. Los Bonsáis no son plantas genéticamente enanas, de hecho, cualquier especie arbórea puede ser usada para formar uno de ellos.

Nuestros bon-sai, denominados "FreeZen" son piezas únicas, irrepetibles y exclusivas, cuidadas de desarrolladas por años de la mano de nuestros proveedores locales expertos. El producto final podríamos catalogarlo prácticamente como una obra de arte, de valor incalculable.